España es el octavo país de la UE en incidencia de la tuberculosis

15 04 2011

Alba Cantón

El día Mundial de la Tuberculosis, 24 de marzo, nos trajo nuevas informaciones al respecto de esta enfermedad.

Desde la Organización Mundial de la Salud, OMS, buenas noticias, “la tuberculosis no se ha incrementado. Desde el año 2004 ha disminuido y se ha evitado la muerte de seis millones de personas”, palabras del Dr. Ernesto Jaramillo, especialista en tuberculosis de la OMS. La OMS no alerta de que las migraciones habituales de personas en todo el mundo pueda provocar el aumento de los infectados de tuberculosis. “Contribuye, pero esa no es la fuerza mayor, sino la pobreza. El factor de las migraciones puede hacer que la enfermedad aumente en los países industrializados. Pero no en los países donde la tuberculosis afecta gravemente como en los países de menor desarrollo económico, que aglutina el 95% de los afectados en todo el mundo”, afirma el Dr. Jaramillo.

Según los datos de la OMS en el día de ayer, la tuberculosis resistente a los medicamentos (DR-TB) ha aumentado con 440.000 nuevos casos anuales. De estos, tan sólo el 7% recibe tratamiento, acabando con la vida de 150.000 personas cada año. Hasta ahora el principal problema era detectar la enfermedad ya que podía llevar hasta tres meses. Pero ahora una nueva prueba de ‘diagnóstico rápido’, recorta este tiempo a dos horas.

Médicos Sin Fronteras denuncia los problemas de calidad, precio y suministro de los medicamentos. Ya que, claro, no representa un mercado lucrativo para la industria farmacéutica. Los precios son muy altos por falta de competencia en el mercado. El tratamiento de la DR-TB de 24 meses de duración puede costar hasta 9.000 dólares americanos por paciente, 470 veces más que los 19 dólares que cuesta la medicación estándar para tratar la TB sensible a los medicamentos.

OMS y Médicos Sin Fronteras puntualizan que los gobiernos deberían hacer hincapié en subsanar estas carencias de salud mundiales. “En algunos países sí se están tomando medidas, pero en otros no. Por tanto esto deja una brecha de 400 millones de dólares.  Dinero que se emplea fácilmente en las guerras y en las armas, en lugar de destinarlo a planes de mejora de la salud mundial”, según el Dr. Ernesto Jaramillo desde Ginebra para La Voz de la Calle.

“Los pacientes están atrapados en un círculo vicioso. No se diagnostican suficientes casos y los problemas de suministro de medicamentos, junto a los elevados precios de los mismos, impiden poner en tratamiento a un mayor número de personas” afirma, por otro lado, el Dr. Tido von Schoen-Angerer, director ejecutivo de la Campaña para el Acceso a Medicamentos Esenciales de Medicos Sin Fronteras. “La baja demanda de medicamentos para tratar la DR-TB hace que el mercado no sea lo bastante atractivo para los productores”.

En 2009 se notificaron 6.131 casos de tuberculosis respiratoria, según los últimos datos publicados por la Red de Vigilancia Epidemiológica de España que la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) recoge en su página web. Estas cifras la sitúan como tercera enfermedad en incidencia entre aquellas de declaración obligatoria, según los últimos datos del Centro Nacional de Epidemiología correspondientes a 2009. Tan sólo la superan la gripe y la varicela.

Un estudio realizado por el SEPAR a través del Programa Integrado de Investigación de Tuberculosis (PII) indica que la tuberculosis se ha incrementado de forma notable entre la población inmigrante hasta alcanzar el 30% del total. En el caso de Barcelona, el porcentaje de casos de tuberculosis en inmigrante habría pasado del 5% al 50% de 1995 a 2008. Analizada por comunidades autónomas, la enfermedad tiene mayor incidencia en Cataluña, con 1.363 casos declarados. La siguen Andalucía (849), Madrid (770) y la Comunidad Valenciana (599).

España ocupa el octavo lugar en incidencia de la enfermedad dentro del marco europeo, con 16,6 casos de tuberculosis cada 100.000 habitantes en 2009, según un informe emitido por el European Centre for Disease Prevention and Control (ECDC) de la UE, seguida de Gran Bretaña (14,8). La lista la encabezan Rumania (108,2), Lituania (62,1), Letonia (43,2), Bulgaria (38,3), Estonia (30,7), Portugal (27) y Polonia (21,6).

Aunque la enfermedad es de declaración obligatoria, se considera que con frecuencia no se notifica. Según la OMS, en 2007 España alcanzó los 13.000 pacientes nuevos de tuberculosis, con un índice de incidencia de 30 nuevos casos por 100.000 habitantes, mientras que la Red de Vigilancia Epidemiológica daba una cifra de 6.546.

Dependiendo del origen del paciente se han observado diferencias en las características de la tuberculosis. Un estudio del Programa PII de Tuberculosis de SEPAR, en el que participaron 1.500 pacientes de 53 centros de toda España, analiza las diferencias que se aprecian en la manifestación de la enfermedad entre pacientes inmigrantes y nativos. Los inmigrantes que contraen la enfermedad suelen ser jóvenes, con trabajos inestables o desempleados y viven en grupo y en condiciones precarias, lo que aumenta el riesgo de contagio y, una vez diagnosticados, tienden a abandonar el tratamiento. El paciente nativo, en cambio, suele ser mayor de 50 años y acude a la consulta de un especialista.

En áreas con elevadas tasas de inmigración se registran tasas de entre el 30 y el 50% de enfermos inmigrantes, según SEPAR, que alude al caso de Barcelona para subrayar que en barrios con altos índices de pobreza, como El Rabal, el Besós o Ciutat Vella, se superan los 80 afectados por 100.000 habitantes.

Entrevista a Médicos Sin Fronteras

La Voz de la Calle: ¿Qué medidas habría que tomar para que no fuera sólo el 7% de los nuevos casos anuales de tuberculosis resistente (DR-TB) los que solo reciban tratamiento?

Médicos Sin Fronteras: Son muchos los obstáculos que frenan la universalización del tratamiento de la tuberculosis resistente a los tratamientos. Los cursos de tratamiento, por ejemplo, son largos y duros, tienen muchos efectos secundarios, y a menudo los pacientes requieren asesoramiento para garantizar la continuidad del mismo, e incluso atención psicológica. Las mejoras deben darse en todos estos ámbitos, empezando por supuesto por la investigación y desarrollo de mejores tratamientos, con cursos más cortos y menos efectos secundarios: debería haber una mayor inversión público-privada en I+D de nuevos tratamientos contra la TB resistente, estudiar formas de reducir los efectos secundarios en los tratamientos que ya existen, e investigar nuevas combinaciones de estos últimos. Son pocas las fuentes de medicamentos de calidad, es decir que hay poca competencia que presione los precios a la baja. El problema es que hay pocos pacientes de DR-TB en tratamiento (debido en parte también a lo difícil del diagnóstico),  poca demanda de tratamientos, y por tanto precios altos, y por tanto pocos pacientes en tratamiento: es un círculo vicioso.

LVDLC: ¿Los gobiernos deberían de tomar más cartas en el asunto para que aminoraran los costes de los nuevos medicamentos, entre otras muchas cosas?

MSF: Los poderes públicos tienen, por supuesto, una gran responsabilidad en el olvido de la TB resistente. Son, para empezar, financiadores de la investigación y desarrollo, que no es sólo privada, también requiere inversión pública. Pero también son financiadores, a través de la cooperación bilateral o multilateral, de los programas de lucha contra la TB en los países de alta prevalencia: esta financiación será crítica para la lucha contra la DR-TB en los próximos años, se estima que será necesario más de 16.000 millones de dólares de aquí a 2015 para hacer accesible el tratamiento a todos los pacientes que lo necesiten en los países de alta prevalencia. En tercer lugar, son integrantes del sistema comercial internacional. Los elevados precios no son un problema relacionado con las patentes porque muchos medicamentos son antiguos y estas han expirado: precisamente debido a esto último, existe el riesgo de que se introduzcan en las negociaciones comerciales, como las que la UE lleva a cabo ahora mismo con India para el nuevo Tratado de Libre Comercio, disposiciones relacionadas con la exclusividad de datos, que contribuyen a la protección de los monopolios.

LVDLC: No es un mercado lucrativo para las farmacéuticas, ¿por qué?

MSF: La respuesta es sencilla y complicada a la vez, pero básicamente puede resumirse en que los pacientes de DR-TB, como los de la enfermedad del sueño, los de Chagas, los de Kala Azar, incluso los de SIDA pediátrico, son personas sin recursos. Estas personas no son un mercado apetecible, y por lo tanto no están en las agendas de las farmacéuticas, cuyos intereses se guían esencialmente por los beneficios económicos. No estamos diciendo que las empresas farmacéuticas deban ser ONG, pero deben aceptar que son parte del problema y por tanto, deben ser parte de la solución. En primer lugar, investigando más y mejores tratamientos y métodos de diagnóstico, y en segundo lugar, no imponiendo barreras, de precios, de patentes y de suministro, al acceso a los pacientes que los necesitan con urgencia.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: