¿y qué le digo yo ahora a mi abuelo?

7 04 2011

La Voz de la Calle, el periódico nonato, un proyecto que se inició con la mayor ilusión por parte de todos, cierra sus puertas sin habernos dado la oportunidad de mostrar lo que podíamos hacer.

Estas, quizá, son las últimas horas que paso en la que ha sido mi mesa de trabajo durante tres semanas. Muy cortas, pero intensas. Porque hemos visto construir desde el principio una oficina que pasaría a llamarse redacción. Nos hemos encontrado un gran grupo de 50 periodistas en las mismas circunstancias: nos daban la oportunidad de ser jóvenes redactores, de montar desde cero un medio de comunicación, abierto, de izquierdas, muy plural. ¡ y eso es muy emocionante! Pero nos habían engañado, o eso es lo que ha quedado al final. Que no era cierto, que era una ilusión. Que había buenas intenciones sí, pero no han sabido manejar la situación. Es incomprensible. Es injusto. Es desmotivante. Haber tenido todo eso y que ahora estemos todos en la calle. Que muchos lo hayan dejado todo por nada. Y más que haya sido desde el lado por el que queríamos luchar, que encima no se pueda odiar.

¿Qué nos queda? Una experiencia surrealista, que sólo duró tres semanas. Pero en las que tuvimos muchas ideas. En las que tuvimos por un momento una herramienta para cambiar un poco las cosas.  Pero que por algo, no sabemos qué, no pudo ser.

Y no nos queremos poner en tono melodramático, pero es así. Este es un ejemplo claro de lo que está sucediendo. Estamos engañados. Trabajamos engañados. No sabemos quién dirige, quién manda sobre nuestro dinero. Sobre nuestras ideas. Nos utilizan como marionetas, aunque no queramos, aunque pensemos que no sea así. Y nos quedamos sin saber qué hacer, sin saber cómo organizarnos para demostrar que no queremos que esto suceda. Por esto mismo hay que animar a la gente a salir a manifestarse. A unirnos en la calle.

¿Y qué le digo yo ahora a mi abuelo? Que lleva esperando por este periódico desde hace meses. Desde que le expliqué que iba a participar en la fundación de un periódico de izquierdas de tirada nacional. Que lo podría comprar en el pueblo el día 1 de abril. De verdad, que alguien me lo diga, ¿cómo se lo cuento? Es muy desesperante la situación. Pero que quede en la conciencia de los que han impedido que esto se lleve a cabo. Que les pese.

 

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: