15 10 2010

Que si la tabla de madera de un somier en la boca, un decapitado a hozazos, un leve empujoncito con el pie a una escalera para que alguien que está subido en ella se caiga de un segundo piso, un pene en un ojo, o unas sensuales garras arañando un vientre envuelto en látex… hemos visto tantos tipos diferentes de muertes en tan pocos días que la cabeza empieza a estar un poco pesada. Por decir que se nos está empezando a ir la pinza, vamos. Ha llegado un momento en el que ya no sabemos ni en qué día estamos, ni qué película vamos a ver, si esto es sano, si la gente muere bien o no y qué tal matan los asesinos. Y es que han sido más de 25 películas en una semana…

Supongo que mañana, cuando se dé a conocer el palmarés de premiados, la cosa estará entre Rubber (el neumático asesino), Secuestrados o La Casa Muda; o podríamos aventurarnos por Bedeville -la coreana de la que acabamos de salir-. Nunca se sabe, personalmente ha estado flojo y no tengo ningún favoritísimo.

Comentemos la del director de Saw, James Wan. El simpatiquísimo personaje que nos ofreció un entretenidísimo poltergeist del siglo XXI. Este chico sabe lo que hace pues ha realizado una típica peli de casa del terror pero innovando elementos. Sus puntos cómicos y con un buen sabor final. Insidious.

Insidious

Una familia de padres jóvenes con sus tres hijos pequeños se mudan a una nueva casa en un buen barrio de cualquier ciudad de Estados Unidos. Pero, algo empieza a ir mal. Y por fin James te responde a todas las preguntas lógicas que se hace cada persona cuando ve una peli sobre una casa encantada. Si sabes que los desvanes a oscuras siempre esconden algo extraño y amenazante, ¿para qué subes? En Insidious ya no vuelven a subir más al desván. Si en tu casa hay fantasmas que abren puertas, te espían mientras duermes y se te aparecen hasta a medio día, ¿por qué no te mudas? En Insidious se mudan de casa. Si continuas viendo espíritus y nadie te cree, por lo tanto te consideran como loca… ¡no le llores a tu suegra! Bueno, pues en esta peli es la suegra la que apoya a su nuera con el rollo de los fantasmas.
Extraños seres de otro mundo bajan a jugar con los vivos, por lo tanto se te pueden aparecer en cualquier momento y de cualquier forma. Los viajes astrales, fenómeno que he oído bastante poco en ficción y del que James Wan saca un estupendo partido. Además de una estética clásica y simbólica sobre la muerte pero a su vez muy cómica. Muy buena, me gustó, y James Wan también cuando apareció a presentar su peli con cara de dormido a las 7 de la tarde y reconoció que le acababan de despertar hacía diez minutos porque estaba durmiendo la mona de las fiestas que se estaba pegando en Sitges.
Dream Home.

Dream Home

En esta sociedad del neoliberalismo y la especulación inmobiliaria, donde cada vez más personas tienen cada vez menos y donde el dinero y el poder acampan a sus anchas sucede la película de Dream Home. En la fabulosa Hong Kong como escenario y como lema principal que si vives en una ciudad y sociedad de locos tienes que volverte tú más loco para sobrevivir nos encontramos con el personaje maravilloso de una joven que hará de todo por hacerse con el apartamento de sus sueños. Todo tiene un porqué, y se remonta a su infancia. Macabra y un tanto gore, embalsamada de humor negro que la hace ser una asesina dulce y con un buen gusto para matar. A esta peli me refería cuando comentábamos sobre el nivel de las muertes. Esta tipa sabe matar muy bien  y sus víctimas también mueren de una manera origina. Hay que verla. Su objetivo es acabar con todo un edificio de vecinos y se carga a los ricos, a los jóvenes niños ricos fumetas que se aprovechan de chicas drogadas para meterles mano, del capullo de su amante y de todo el que se pone por delante para impedirle comprar el piso. Además, aprovecha el director para hacer una crítica de la política del suelo en todo el mundo, del cambio que han dado las ciudades en tan poco tiempo como gran ejemplo las grandes urbes chinas. Volvimos por un momento al circo romano donde el que mejor sangre derramaba mejores aplausos recibía.
Y esto es lo que le gusta al público: sexo y violencia. Son los sentimientos más sensacionales del ser humano. Y es que la película que más nos haga sentir esto más la alabaremos. Supongo, con estas opiniones, por razonar de algún modo la horripilante, A Serbian Film. Ángel Sala, director del festival, ya dijo el primer día en una entrevista radiofónica que era una película muy dura y que no volvería a ver ni siquiera en el pase oficial. La sinopsis habla de un actor porno de mediana edad, ya jubilado al formar una familia, al que se le ofrece un trabajo especial envuelto en secretos por el que le dan una cuantiosa suma de dinero la cual le permitiría vivir sin problemas hasta el resto de los días de su pequeño de 7 años. Pues allá que fuimos, ¿cómo no? Queríamos saber hasta qué punto llegaba. Comienza flojita, está muy bien hecha y la historia te atrapa desde el principio. Pero llega a un punto en el que se hace insoportable, sobrepasando los límites de lo que yo considero normal. Nunca había salido del cine con ganas de vomitar. Asegurao. Que a la gente le mole ese rollo… me parece enfermizo. Lo digo porque ese mismo día, en un descanso entre una película y otra fui al baño y escuché como una chica le contaba a otra que la Serbian Film le había parecido flojita. Esta peli puede ser todo lo que queráis, pero… ¿flojita? Una cosa es ir de guay y otra es pasarse. Una cosa más, ¿ quiénes serán los padres de los niños actores que les han permitido participar en un rodaje así?
Seguiré comentando…
Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: