Una sociedad de colgados

10 10 2010

Esa es la sociedad en la que vivimos. Y hay que asumirlo. Un gran ejemplo de ello es el documental Life 2.0, sobre el juego virtual online Second Life. Un lugar donde se resguardan más de 7 millones de personas – la gran mayoría provenientes de Estados Unidos – y donde encuentran una ventana a otro mundo al que directamente quedan enganchados enfermizamente. El filme sigue la vida de cuatro personas muy diferentes entre sí que arriesgan su primera vida a la que ellos llaman ‘realidad’ por una ‘segunda’ personalidad, donde viven bajo la apariencia de un vistoso avatar en Second Life.

Dirigida por Jason Spingarn-Koff, Life 2.0, narra la vida de estas personas ‘colgadas’ del juego informático y las consecuencias que el juego causa a su realidad habitual en un documental arriesgado y sarcástico que explora desde fuera el uso de internet, las nuevas tecnologías y las profundas transformaciones que esto está generando en el ser humano.

Realmente este documental te hace replantear las grandes preguntas existenciales: ¿Quiénes somos? o ¿En qué nos han convertido? Los cimientos no funcionan. Esta sociedad subyugada bajo el sistema capitalista que venera el poder y el consumismo deja detrás de sí un halo de incorformismo, depresión  y desesperanza. ¿Por qué si no tendrían tanto éxito estos fenómenos internáuticos de la red y nuevos planos de la realidad?

Los creadores de Second Life afirman que la clave del éxito de este juego es que se trata de un producto que ofrece a sus usuarios otro mundo carente de peligros y riesgos. No supone una amenaza física, puedes desconectarte cuando algo no te parezca y puedes realizar todas las acciones que desees con solo teclearlo. El caso es que en esta sociedad individualista, sin valores fehacientes, de necesidades materiales cubiertas, es evidente que la “web” como tela de araña nos atrape como a insectos. Caemos. Y así lo vemos con el ejemplo de una obesa que pasa más de 15 horas al día jugando a Second Life en su sótano, mientras hace una suma mensual de más de 6 cifras al crear una marca de productos de lujo que compran otros jugadores. Una pareja que se conoce a través de Second Life e intentan trasladar su vida virtual a la realidad.

Personas que abandonan su “primera vida” o como ellos denominan “vida real”, por esta otra en la que se sienten realizados; donde se encuentran mejor y reconocen encontrarse a sí mismos. Y así tenemos a ciudadanos que pasan la noche en vela, horas y horas delante del ordenador hablando con otros avatares, haciendo el amor virtualmente, bailando en discotecas o volando por encima de las ciudades. Todo un mundo construido por ellos, desde cada ladrillo de las casas hasta cada par de zapatos. Arruinando sus propias vidas, trabajo y familia, por encontrarse mejor en un mundo que no es real. Viven más allí que aquí. Esta realidad les parece gris, absurda y aburrida. Desesperante. Y por eso no se arrepienten y no piensan dejar de jugar.

Life 2.0

La imagen de un mundo en la que la mayor parte de él estamos encorvados sentados frente a un ordenador durante tantas horas sin hacer otra cosa más me perturbó hasta lo más profundo, más que cualquier imagen de asesinatos sangrientos  de este Festival de Cine fantàstic de Sitges.

Una buena elección la de traer este documental, ya que la gran mayoría de las veces la realidad es mucho más terrorífica de lo que cualquier película pueda transmitir.

 

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: