Rayando los límites de la realidad…

7 07 2008

Rayuela

Rayuela es una historia que transcurre en París, pero también en Buenos Aires. Del París vivido y sentido por un grupo de argentinos bohemios y de su protagonista, el intelectual Horacio Oliveira. Todos estos forman el Club de la Serpiente, para tratar los asuntos más profundos del género humano, la libertad de las palabras,  de la muerte, la esperanza, el amor, la literatura, de la obra de Morelli…

La Maga, novia de Oliveira, también asiste junto a estos a las sesiones del Club, aunque para ella los temas sean demasiado controvertidos y nunca pueda llegar al nivel de erudición de los demás. Pero vive la vida callejera de París y de sus encuentros casuales con Horacio recorriendo la ciudad. Al final, la persona que verdaderamente comprende la vida y sabe vivirla. 

 

            Esta no es una obra común, Julio Cortázar quiso desestructurar todas las disposiciones de la literatura, también del lenguaje, y lo consiguió. Revolucionó la manera de “contar” ya que esta no es una novela lineal, con un principio y un fin. El autor ofrece varias maneras de viajar en la obra, desde la primera página hasta la última, o bien siguiendo otro esquema, saltando de capítulos en pasajes, artículos y poemas tal y como ofrece al principio en la introducción. Pero también se puede abarcar esta obra de un modo libre ya que las historias que se cuentan pueden no tener similitud con la anterior, puede tratarse de diálogos triviales como eruditos, propuestas para cambiar el mundo y los esquemas, filosofías de la vida, citas poéticas, literarias y también discográficas. Pues hay mucho jazz y blues en el París de Rayuela. Los sueños, la vida, el amor, los celos los analiza y les saca jugo como al propio lenguaje con el que escribe la obra cambiándolo y utilizándolo a su gusto, pero siempre para compartir con el lector.

 

            Tanto ahora como en 1963 cuando se publicó el libro, significa las mismas cosas: revolución, tras la destrucción de la novela convencional, libertad para escribir, pensar, analizar, para todas aquellas cosas que un libro limitado no puede dar. Y también para disfrutar, por supuesto. (Rayuela, Julio Cortázar).

 

Itinerario de dos amantes en París

Los dos amantes se habían citado a orillas del Sena, frente al Hôtel de la Monnaie, de donde algunas mañanas salía Condorcet, el filósofo matemático de la Revolución, para ir al Louvre a visitar a su ya viejo amigo d’Alembert. En el Pont-Neuf intercambiaron un torrente de besos como Denis Lavant y Juliette Binoche en la película de Léos Carax. (…)

 

En la rue de Lappe pasaron bajo el neón apagado del Balajo para detenerse frente a la fachada roja del Bar sin nombre. Allí se dijeron sus nombres: él, Julien; ella, Heloïse. “¿Escribirás una novela sobre mí? No digas que no. Todo se debilita, todo desaparece. Algo tendrá que quedar de nosotros”, hubiera podido decir en ese instante Héloïse dirigiéndose a Julien, pero sería Nadja quien en realidad hiciera esta pregunta a André Breton tras encontrarse ambos en el 120 de la rue Lafayette. Como todos los amantes de París, Nadja y Breton grabaron en sus corazones las idas y venidas de la ciudad, los lugares de sus besos, sus citas y sus noches, como en el hotel Henri IV de la plade Dauphine. Ella tuvo que conformarse con el cuaderno de viaje.

 

Extracto del Cuaderno de viaje de París de acuarelas de Fabrice Mureau.

 

Anuncios

Acciones

Information

4 responses

8 07 2008
Bed of nails

‘Rayuela’ es inmensa, te deja sin palabras…es uno y mil libros a la vez, es París y el mundo entero… “Ella sufre en alguna parte, siempre ha sufrido, es muy alegre, adora el amarillo, su pájaro es el mirlo, su hora la noche, su puente el Pont des Arts”…Me quedé enganchada con esa descripción de la Maga.
Qué bueno que el verano llegue con tantas cosas por leer! Besazos, maji.

8 07 2008
Bed of nails

‘Rayuela’ es inmensa, te deja sin palabras…es uno y mil libros a la vez, es París y casi el mundo entero…”Ella sufre en alguna parte, siempre ha sufrido, es muy alegre, adora el amarillo, su pájaro es el mirlo, su hora la noche, su puente el Pont des Arts”…Me quedé enganchada con esta descripción de la Maga.
Qué bueno que el verano llegue con tantas cosas por leer! Besazos, maji.

8 07 2008
Bed of nails

<>

8 07 2008
Lu

Ay ay ay, no me lo leo, que lo estoy empezando y no quiero saber nada de nada… Sólo diré que voy por el primer capítulo y ya estoy más que enamorada, de Argentina, de París, de Cortázar, de sus palabras.

De momento he elegido el itinerario lineal, pero no me extrañaría volver a perderme en Rayuela de otra forma…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: