La que vuela…

4 07 2008

Hay películas que realmente enganchan por tan sólo una escena, una frase o una canción… Y aunque este momento de la argentino-canadiense “El lado oscuro del corazón” pueda hacer idealizar el resto de los 120 minutos restantes, la realidad es que hace desear incluso al que menos gusto sienta por la poesía que vuelvan más escenas donde se reciten los versos de Benedetti u otros poetas de Argentina o Uruguay, donde tan sólo se vea el mar o las personas habituales de la calle. Quizá sea la estética ochentera, o la pésima banda sonora o a lo mejor el final tan fácil que le buscan a los problemas de Oliverio… Pero se podía haber sacado mucho más de esta profundidad de hacer el cine poesía. ¿O el quizá es que son amantes adversos?

El amor es más fácil, no es un juego de egoístas y los que vuelan al fin y al cabo ya están volando en esa condición.

O, quién sabe, a lo mejor esta es la impresión que nos hemos llevado mi querido compañero de ciclo de cine en Ciudad Real Gordo y yo después de las tan grandes “Devil”, “Martín Hache” y “Nothing”… Ambos extremos, también se disfruta de las “películas malas”.

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

5 07 2008
Danzante

Es un poco brusco con la chica, pero sé a lo que se refiere el personaje.

El cine y la poesía no me parecen “amantes adversos” (supongo que te refieres al uso de las metáforas). Mediante imágenes o sonidos, las películas son capaces de aglutinar todas las artes, y, de hecho, deben utilizar todos los medios necesarios para contar una historia. Dentro de ello, la poesía es una forma más de narrar, aunque se necesita conocer los límites de la misma, sus ventajas y la armonía con los demás elementos que conforman el trabajo. No sé, es una simple opinión, no pretendo sentar cátedra, je, je, que he releído mi monserga y mi tono se las trae…

¡Un besín!

6 07 2008
kaferu

Querido Piblín,

jeje,

sí, también tienes razón, todas las opiniones son verdaderas… pero la mía simplemente es que no me gusta la mezcla de las artes con el cine. Seré una arcaica en ese aspecto, pero creo que la creación de la imagen de algo le quita esencia. Me encanta el cine, y pretendo estar cerca de él en un futuro, pero también lo veo como un medio de comunicación masivo con el que hay que tener cierto cuidado… y que la poesía es la pasión pura… si la utiliza el cine será para su propio bien… pero no será poesía “pura”, que es sublime.

6 07 2008
Danzante

😉

Sí, sí; ya te digo que la utilización de las demás artes se deben adaptar al cine, a su lenguaje, por el bien de la narración. Lo que no me gustan son las películas pretenciosas que utilizan elementos poéticos por manierismo. Su utilización me parece correcta cuando aportan algo, cuando son necesarios para contar una historia. Por eso, no descarto la poesía en el cine, ya que, unida a los demás ingredientes, pueden hacerlo igual de sublime que la propia poesía.

Un besín, pequeña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: