Fuerteventura

30 07 2008

Ya llevo una semana aquí en la isla, el paraíso playero de esta costa del Atlántico con sus aguas azul turquesa y arenas blancas, burros autóctonos salvajes en plena ciudad y cabritas montesas. (Como esta monada de la foto en Cofete). Una ínsula con un aspecto totalmente diferente a cualquier región de nuestro país, incluídos los archipiélagos. Preciosas playas vírgenes parecen no ser suficientes para adorar a esta isla de contradicciones. Uno de los puntos en contra es el viento, tal y como su propio nombre indica. Siempre está ahí: por las noches cuando paseas, en la playa para ayudarte a pasar las páginas de los libros y extender arena en tu toalla… Quizá por esto, y por la escasa vegetación de la isla, que es también calificada como “desértica”, nunca se la ha considerado como un destino atractivo para las vacaciones y el turismo. Recorriendo la serpenteante carretera que divide la isla en dos desde Puerto del Rosario hasta Jandía puede echar para atrás a cualquiera, pero es todo esto lo que la hace única, tranquila y con sorpresas que merecen la pena. La vista de la salvaje playa de Cofete desde lo alto de la montaña, por la que hay que pasar siguiendo el camino terregoso deja sin respiración cuantas veces vayas. Pues ahora la magia reside en que siguen existiendo lugares olvidados, impresionantes, para disfrutar tú sólo de un mar de estrellas y kilómetros y kilómetros de playa aunque sea un día en la vida. Acampar en Cofete, al lado de un cementerio, con unas cervecitas, patés, buena música, un Valdepeñas y que te despierten unas cabrejas no tiene precio.

Cofete. Fuerteventura

Cofete. Fuerteventura

Ahora ya sé qué es lo que se escondía detrás de las serpenteantes y misteriosas montañas al otro lado del mar que se podía ver desde las playas de Lanzarote de Playa Blanca, y por las que tanto me preguntaba de pequeña imaginándome un sitio mágico, árido y vacío. ¡Al final no iba muy desencaminada!

 

La de abajo es la playa a la que suelo ir… en el pueblo.

 

Morro Jable

Morro Jable

Anuncios




¿Saboteo Olímpico a los Juegos?

16 07 2008

Saint Michael.Pars

Saint Michael.París

París es París. Donde parece permanecer todas las experiencias vividas y que es el resultado de todo lo que puede sucederte allí.

 

 

Como “Quien mira en las profundidades de París siente vértigo” aunque no en el mismo modo que Víctor Hugo, así sentía yo la ciudad aquella mañana primaveral a las diez en punto, desde la sombra del pilar oeste de la enigmática torre Eiffel. Observo el devenir de las personas que esperan impacientes el gran acontecimiento del día. Y no son pocas, pues desde primera hora una gran multitud de parisinos  ya se ha congregado alrededor de la famosa y gigantesca estructura de hierro. –La mayoría animados por la organización Reporteros Sin Fronteras los defensores de la libertad de prensa.- Todos acompañados de pancartas en las que puede leerse mensajes a favor del Tíbet: “Libérez les Jeux Olimpiques”, aunque desde donde me encuentro, en un punto de vista general, esa frase podría tener un significado opuesto. El paso de la antorcha Olímpica en su viaje por el mundo desde Olimpia hasta Beijing ya se ha visto enturbiado por los altercados de los manifestantes en varios países del mundo, es por esto que todas las expectativas fijan su punto de vista hoy aquí en la que se espera un movimiento de personas más intenso. La cuna de la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad tomará una decisión que será de especial relevancia para la opinión pública mundial en cuanto a los Juegos que recibe China este verano.

City of Dreams

City of Dreams

 

            El primer incidente tuvo lugar cuando el sol se tornaba sobre las cabezas de las miles de personas que pretendían impedir la llegada de la antorcha a su destino. Tal vez porque el paso era más lento del habitual, pues ya llevaba una hora de retraso a su paso por los Campos Elíseos, cuando faltaban 200 metros para llegar a la torre Eiffel una multitud de brazos aprovecharon para agolparse sobre la procesión olímpica de 80 atletas y apagaron la llama. Este fue el primero de los cuatro asaltos hasta que las autoridades francesas decidieron trasladarla a un autobús que no se salvó de ser saboteado. Cuatro horas y media de tensión en 28 kilómetros de recorrido por la ciudad de la luz hasta el estadio de Charlety. Finalmente la Policía francesa y la Embajada de China decidieron que los relevos finales quedaran anulados y la vistosa ceremonia final en el estadio quedó invadida por una atmósfera de solemnidad.

           

            Ya está. Suceso ocurrido en escenario perfecto. De armas así se vale el “sistema” occidental para que no suceda lo que puede pasar si China sale de sus Juegos con éxito.  Imágenes, símbolos y tópicos ante la amenaza económica que se auguraba desde hace décadas y que ahora está a la vuelta de la esquina.- Generar cierta imagen con una connotación designada exclusivamente por diversas razones estratégicas.

Dali. Yunnan. China

Dali. Yunnan. China

 

            “En el fondo – dijo Gregorovius-, París es una enorme metáfora”. (Rayuela de Julio Cortázar)





Revolución Mental

14 07 2008
Mirador del Ro, Lanzarote.

Mirador del Río, Lanzarote.

(Relato escrito para la asignatura Sistema Mundial de la Información).

Érase una vez una república en una isla situada, un país donde su gente se había habituado a no pensar demasiado debido a las “aparentes” facilidades que el Estado que les gobernaba les ofrecía. Medios de comunicación que inyectaban de modo sugerente a través de sus pupilas cómo vivir, así como códigos y tópicos que asignaban significados simples para cada situación, objeto o ápice de la realidad que percibían sus sentidos. Poco a poco los habitantes de esta ínsula aprendieron a dejar de utilizar el lenguaje que les había permitido la libertad de pensamiento, pues mecánicamente las facultades cerebrales de este arte humano se redujeron y atrofiaron muy rápido. Todas necesidades materiales cubiertas, sus vidas en manos de un Estado opresor de mentes a cambio de la libertad física idealizada.

 

Como por ley natural sucede en toda situación de extremos, un polo de poder está sustentado y mantenido por un polo contrario, representado por las minorías que intentan escapar o combatir lo establecido. Por esta razón quizá, todos los ciudadanos recibieron durante la mañana de un día cualquiera un vídeo por correo electrónico, firmado con el nombre de un viejo científico notorio, amante en secreto de la física cuántica, cuyas ideas eran correctas al régimen. Conocía bien el funcionamiento del Estado porque trabajó para él durante toda su vida, así le fue fácil burlar a las autoridades y enviar la creación cinematográfica para la que había dedicado su vida en secreto. Había esperado con fervor el momento adecuado para difundirla. Precipitarse en un momento anterior hubiera sido demasiado arriesgado – pues ya imaginamos qué sucede con las personas que intentan sobresalir del sistema – y necesitaba tiempo para tener todos los cabos atados. Ya no le quedaba nada por perder, sus años de espera, trabajo y dedicación acompañados de una soledad por la que había tenido que pasar forzosamente habían llegado a su fin.  

 

 En el filme se sucedían unas imágenes rápidas cuidadosamente estudiadas en las que expresaba que aquella isla estaba preparada para cambiar el mundo y la historia gracias a la sentencia de muerte a la que habían destinado al lenguaje. Éste era el inicio de la Revolución Mental. El ser humano había estado subyugado y cercado a lo largo de toda su existencia por el lenguaje. Éste no le había permitido desarrollar sus posibilidades por completo – tan sólo un 14% del cerebro, tal y como lo aludía Freud comparándolo con un iceberg-. A través del lenguaje el poder soberano había controlado a la humanidad de manera unidireccional.

 

Los sentimientos más profundos, los instintos y lo sobrenatural sólo se podían entender y percibir sin hacer uso del lenguaje, por esto había que desarrollar esta nueva faceta para lograr la independencia y enmendar los fallos del pasado. Proponía un cambio drástico y auténtico, no a través de las palabras sino de las imágenes que borboteaban de la pantalla frente a los espectadores.

 

            Nadie sabe qué pasó después. Para los más idealistas cuyas utopías se hacen realidad día a día porque son posibles, quizá la semilla quedó sembrada y la Revolución Mental fue posible. Para los más escépticos, amantes de las verdades materiales y de lo que se capta a través de los sentidos, tal vez fue un vídeo que ya nadie pudo entender y quedó guardado en aquella franja del sentido común donde guardamos los libros viejos, lo aprendido en las escuelas y queda allí relegado en la oscuridad alimentando polvo.





Rayando los límites de la realidad…

7 07 2008

Rayuela

Rayuela es una historia que transcurre en París, pero también en Buenos Aires. Del París vivido y sentido por un grupo de argentinos bohemios y de su protagonista, el intelectual Horacio Oliveira. Todos estos forman el Club de la Serpiente, para tratar los asuntos más profundos del género humano, la libertad de las palabras,  de la muerte, la esperanza, el amor, la literatura, de la obra de Morelli…

La Maga, novia de Oliveira, también asiste junto a estos a las sesiones del Club, aunque para ella los temas sean demasiado controvertidos y nunca pueda llegar al nivel de erudición de los demás. Pero vive la vida callejera de París y de sus encuentros casuales con Horacio recorriendo la ciudad. Al final, la persona que verdaderamente comprende la vida y sabe vivirla. 

 

            Esta no es una obra común, Julio Cortázar quiso desestructurar todas las disposiciones de la literatura, también del lenguaje, y lo consiguió. Revolucionó la manera de “contar” ya que esta no es una novela lineal, con un principio y un fin. El autor ofrece varias maneras de viajar en la obra, desde la primera página hasta la última, o bien siguiendo otro esquema, saltando de capítulos en pasajes, artículos y poemas tal y como ofrece al principio en la introducción. Pero también se puede abarcar esta obra de un modo libre ya que las historias que se cuentan pueden no tener similitud con la anterior, puede tratarse de diálogos triviales como eruditos, propuestas para cambiar el mundo y los esquemas, filosofías de la vida, citas poéticas, literarias y también discográficas. Pues hay mucho jazz y blues en el París de Rayuela. Los sueños, la vida, el amor, los celos los analiza y les saca jugo como al propio lenguaje con el que escribe la obra cambiándolo y utilizándolo a su gusto, pero siempre para compartir con el lector.

 

            Tanto ahora como en 1963 cuando se publicó el libro, significa las mismas cosas: revolución, tras la destrucción de la novela convencional, libertad para escribir, pensar, analizar, para todas aquellas cosas que un libro limitado no puede dar. Y también para disfrutar, por supuesto. (Rayuela, Julio Cortázar).

 

Itinerario de dos amantes en París

Los dos amantes se habían citado a orillas del Sena, frente al Hôtel de la Monnaie, de donde algunas mañanas salía Condorcet, el filósofo matemático de la Revolución, para ir al Louvre a visitar a su ya viejo amigo d’Alembert. En el Pont-Neuf intercambiaron un torrente de besos como Denis Lavant y Juliette Binoche en la película de Léos Carax. (…)

 

En la rue de Lappe pasaron bajo el neón apagado del Balajo para detenerse frente a la fachada roja del Bar sin nombre. Allí se dijeron sus nombres: él, Julien; ella, Heloïse. “¿Escribirás una novela sobre mí? No digas que no. Todo se debilita, todo desaparece. Algo tendrá que quedar de nosotros”, hubiera podido decir en ese instante Héloïse dirigiéndose a Julien, pero sería Nadja quien en realidad hiciera esta pregunta a André Breton tras encontrarse ambos en el 120 de la rue Lafayette. Como todos los amantes de París, Nadja y Breton grabaron en sus corazones las idas y venidas de la ciudad, los lugares de sus besos, sus citas y sus noches, como en el hotel Henri IV de la plade Dauphine. Ella tuvo que conformarse con el cuaderno de viaje.

 

Extracto del Cuaderno de viaje de París de acuarelas de Fabrice Mureau.

 





La que vuela…

4 07 2008

Hay películas que realmente enganchan por tan sólo una escena, una frase o una canción… Y aunque este momento de la argentino-canadiense “El lado oscuro del corazón” pueda hacer idealizar el resto de los 120 minutos restantes, la realidad es que hace desear incluso al que menos gusto sienta por la poesía que vuelvan más escenas donde se reciten los versos de Benedetti u otros poetas de Argentina o Uruguay, donde tan sólo se vea el mar o las personas habituales de la calle. Quizá sea la estética ochentera, o la pésima banda sonora o a lo mejor el final tan fácil que le buscan a los problemas de Oliverio… Pero se podía haber sacado mucho más de esta profundidad de hacer el cine poesía. ¿O el quizá es que son amantes adversos?

El amor es más fácil, no es un juego de egoístas y los que vuelan al fin y al cabo ya están volando en esa condición.

O, quién sabe, a lo mejor esta es la impresión que nos hemos llevado mi querido compañero de ciclo de cine en Ciudad Real Gordo y yo después de las tan grandes “Devil”, “Martín Hache” y “Nothing”… Ambos extremos, también se disfruta de las “películas malas”.





Nothing

1 07 2008

Nothing es un filme sobre la vida misma. una metáfora que abarca las pequeñas cosas más importantes de la existencia humana. Lo más simple y que todos poseemos es lo que nos hace realmente felices. Incluso allí donde parece que todo lo malo nos empuja encontramos el verdadero sentido, porque ser feliz sólo supone tres nociones básicas. Y que la clave más sincera estaba en sí cuando éramos niños. Que lo demás son historias que nos imponemos, que lo mejor es jugar y vagar por el tiempo sin prestarle atención a la noción.

Otra cosa que nos muestra la película: el incoherente e innato sentido del egoísmo autodestructivo del ser humano; y de que el viejo se encuentra siempre con el niño desterrando etapas de las cuales también deberíamos desprendernos.

La Nada es más Simple de lo que parece.